• Autor: Alexis Alonso
  • Categoría: Osteopatía

En qué posición dormir si tienes...

Pasamos en nuestra cama, varias horas de nuestro día a día pero al igual que una mala postura nos puede perjudicar, una buena postura no puede beneficiar. En este artículo procuro dar unos consejos sobre cuál postura es mejor para cada situación.

Dormir

Dolor de hombro:

Evita dormir sobre el costado del hombro dolorido. Duerme boca arriba o si duermes del otro lado, coloca una gran almohada a la altura del pecho y descansa el brazo sobre ella.

 

DormirDolor de espalda:

Boca arriba: Coloca una almohada debajo de tus rodillas o una toalla enrollada en el hueco lumbar para mantener la curva natural del cuerpo.

De costado: Coloca una almohada entre las rodillas para tener un mejor apoyo. Esto también es bueno para personas con problemas en la cadera, en la rodilla o en caso de pubalgia.

En caso de dolor lumbar, también conviene elevar ligeramente la cabecera de la cama para quitar tensión a las lumbares.

Dormir boca abajo puede ser perjudicial para la espalda pero si tienes que hacerlo, coloca una almohada debajo de la pelvis y abdomen bajo para ayudar a aliviar la presión.

 

Dolor de cuello:

Preferiblemente duerme de costado. Prueba tumbarte del lado izquierdo y derecho y busca la posición que más cómodo estés. Intenta mantener el cuello en posición neutral. La almohada debe ser intermedia, de manera que la cabeza no quede ni elevada ni colgando y en línea con la columna.

Ronquidos o apnea del sueño:

Duerme de costado o boca abajo para evitar el colapso de las vías respiratorias.

Reflujo o acidez estomacal:

Eleva la cabecera de la cama unos 2-5 cm. Puedes colocar algo alargado debajo del colchón o directamente debajo de las patas de la cama. También es recomendable dormir del lado izquierdo o boca arriba para evitar que los ácidos suban hacia el esófago.

Dormir

Dolor de cabeza:

Igual que el caso anterior. Conviene elevar ligeramente la cabecera de la cama.

Fascitis plantar:

Es preferible dormir de lado o boca abajo y con la sábana suelta, sin estar debajo del colchón.

Tipo de cama:

Lo más recomendable es el somier y se desaconseja aquellas antiguas camas-tabla o de muelles.

Alexis Alonso. Osteópata

Compartir:

Artículos relacionados