• Autora: Alicia Beltrán
  • Categoría: Naturopatía

Los tres alimentos vitales

Nuestro cuerpo se alimenta de diferentes sustancias que durante nuestra vida nos aporta nutrientes para poder mantener un estado óptimo y saludable. Ahora bien, creemos que básicamente nos alimentamos de comidas o por vía oral. Aunque esto sea cierto, también debemos entender que el cuerpo necesita de otros nutrientes externos, para mantener un buen equilibrio hormonal y energético.

El primero, una alimentación correcta sería así:

  • Completa: Que contenga todos los nutrimentos. Se recomienda incluir en cada comida alimentos de los 3 grupos.
  • Equilibrada: Que los nutrimentos guarden las proporciones apropiadas entre sí.
  • Inocua: Que su consumo habitual no implique riesgos para la salud porque está exenta de microorganismos patógenos, toxinas y contaminantes y se consuma con moderación.
  • Suficiente: Que cubra las necesidades de todos los nutrimentos, de tal manera que el sujeto adulto tenga una buena nutrición y un peso saludable y en el caso de los niños, que crezcan y se desarrollen de manera correcta.
  • Variada: Que incluya diferentes alimentos de cada grupo en las comidas.
  • Adecuada: Que esté acorde con los gustos y la cultura de quien la consume y ajustada a sus recursos económicos, sin que ello signifique que se deban sacrificar sus otras características.

A partir de este punto podemos entender que el hecho de comer equilibrado ya no es tan fácil, pero para combatirlo tenemos ayuda suficientes en infinidades de páginas online, revistas saludables, etc.

También debemos tener en cuenta las personas que sufren una depresión, o un estado de ansiedad prolongado, les afecta directamente, la inapetencia mental, se traslada a una inapetencia nutricional, cambia la manera de comer, se genera un desorden y posiblemente tenga menos atención a lo que come diariamente.

Prosigamos con los dos nutrientes que nos quedan...

El segundo, es el oxígeno como bien sabemos este nutre nuestro organismo, siendo más exactos nuestra sangre se enriquece de oxígeno, que se distribuye por todo nuestro cuerpo, para mantenerlo de fuerza y energía vital, es decir, es un nutriente muy importante, como bien sabemos, podemos estar un periodo de tiempo sin comer pero no sin respirar... te has hecho esta pregunta... ¿cuánto tiempo podrías mantenerte vivo sin respirar? por lo cual este es un factor olvidado en nuestra nutrición, un motor vital indispensable, que debemos cuidar observar y tenerlo en buenas condiciones para mejorar nuestra calidad de vida, ya que dependiendo de cómo respiremos nuestro cuerpo recibirá los nutrientes necesarios y podremos tener una vida más longeva. El ejercicio de respirar no es tan solo inhalar sino mantener la respiración en el cambio y posteriormente exhalar, vaciando completamente los pulmones para de nuevo volver a inhalar.

Según algunos estudios dicen que tenemos 6200 respiraciones diarias, teniendo en cuenta una gran parte las respiramos en nuestro hogar, mientras dormimos o hacemos nuestras obligaciones, la otra parte en zonas externas, espacios abiertos compartidos, con diferentes temperaturas, contaminadas o quizá tengas la suerte de vivir en un espacio abierto natural, un entorno donde tus pulmones reciben oxígeno limpio renovado y no contaminado como en una gran ciudad.

Teniendo en cuenta esto, ya nos hace reflexionar la calidad de alimentación nasal que recibimos, también debemos añadir a esto una variante, que es, como respiramos, ¿somos consciente de ello?, la mayoría de personas cuando vienen a mi consulta, le hago hacer un ejercicio práctico de yoga y es el siguiente: Durante cuatro respiraciones completas cierra tu orificio nasal derecho y únicamente respira por el izquierdo, después suelta y respira normal unas cuatro veces más, ahora cierra el orificio nasal izquierdo y respira por el derecho únicamente. Una vez terminado cuatro veces de cada lado, observamos si respiramos igual por las dos nadinas o hay alguna diferencia.

Hay estudios que confirman que no respiramos de la misma manera por las dos nadinas, aunque no somos conscientes de ello, nuestro cerebro si es un fenómeno natural por el cual se distribuyen entre ellas en fases de dos horas alterna, dependiendo también del ejercicio que hagamos o en qué fase emocional estemos. Ahora bien, esto a veces tampoco funciona en todas las personas igual debido a problemas morfológicos sean hereditarios por nuestros genes, sufriendo de enfermedades respiratorias como asma, rinitis, sinusitis crónicas, alergias o desviación de tabique nasal por nacimiento o accidente. En estos casos hemos de tomar mucha más atención y mantener una higiene correcta para poder tener una buena respiración, visitar a un médico o un profesional que nos proporcione una buena terapia para mejorar la respiración y proporcionar a nuestro cuerpo el oxígeno óptimo, beneficiándolo y protegerlo de estados de ansiedad, nerviosismo o cansancio.

El tercero, los pensamientos, este dependen del sistema nervioso central, y de de la esencia de nuestro aprendizaje socio-cultural y nuestra memoria vivencial y genética, nos proporcionan señales diarias, de alegría, amor, enfado, odio, rabia, celos, etc... A estas se les llaman emociones, son estas las que nos genera una actitud corporal concreta.

Seguramente habréis vivido algún estado de estrés en vuestra vida cotidiana y habréis observado como este estado afectaba automáticamente al estómago o respiración, como se cerraba y era inapetente o bien viceversa, se abría demasiado y comíais sin conciencia, de una forma más impulsiva y en exceso.

Es importante tener en cuenta estos procesos alterados de conciencia, cuando comemos en calma, con un tiempo adecuado y una buena respiración, los alimentos son mejor absorbidos, dejando que nuestro cuerpo haga las funciones correctamente. Cuando no tenemos conciencia de ello defina en muchas enfermedades, puesto que muchas de ellas vienen de la mala ingesta de alimentos.

Para poder mantener una buena actitud mental o pensamiento que nos alimente correctamente, hemos de mantener un estado emocional alegre y positivo, en calma y en plena conciencia, es decir un estado Mindfudness, este estado nos ayudará a conciliar una conexión con nuestro esencia saludable y dejar dar espacio a que los "fenómenos naturales", y permitirme que utilice otras palabras con un poco de humor, dejando que se manifieste nuestro "disco duro", sin que entre virus externos.

Mantener un estado de conciencia plena, conciliarse con la mente, momento tras momento, no es fácil, por ello recomiendo la práctica y el ejercicio del yoga, una manera sencilla de introducirse en el entendimiento de estos tres alimentos e incorporar estos principios en tu vida cotidiana. La práctica del yoga te beneficiará sin duda, lo que a corto plazo sentirás como gozo, a lo largo de tu vida te recompensara en salud y alegría.

Alicia Baltrán. Profesora de yoga LU JONG y educadora de futuros profesores. Aliciabeltranyoga.com

Si deseas más información puedes escribirme a info@aliciabeltranyoga.com
Compartir:

Artículos relacionados

Beneficios del Yoga

La palabra yoga tiene dos significados principales: 1.- Unión. 2.- Las técnicas o métodos para llegar a dicha unión. En la primera acepción, la palabra unión puede entenderse en un doble sentido: La unión con uno mismo... Continuar leyendo