• Publicado por: Alexis Alonso
  • Categoría: Patologías
  • Fecha: 29/08/2016

La fascitis plantar y el espolón calcáneo

LA FASCITIS PLANTAR

La fascitis plantar es la inflamación del tejido grueso en la planta o parte inferior del pie. Este tejido se denomina fascia plantar y es el que conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del pie.

Causas

La fascitis plantar ocurre cuando la banda gruesa de tejido en la planta del pie se estira o se sobrecarga demasiado. Esto puede ser doloroso y hacer más difícil el hecho de caminar.

Usted es más propenso a presentar fascitis plantar si tiene:

  • Problemas con el arco del pie (tanto pie plano como arco plantar alto)
  • Tensión en el triceps sural: Gemelos y sóleo.
  • Correr largas distancias, especialmente correr cuesta abajo o sobre superficies desiguales.
  • Aumento repentino de peso u obesidad.
  • Tendinitis Aquílea crónica.
  • Mal calzado: zapatos con soporte de arco deficiente, suelas blandas, calzado plano...

La fascitis plantar se observa tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, casi siempre afecta a los hombres activos entre los 40 y 70 años y es una de las dolencias ortopédicas más comunes relacionadas con el pie.

Con frecuencia, se piensa que la fascitis plantar es causada por un espolón en el talón, pero las investigaciones han determinado que esto no es así. En las radiografías, se observan espolones en el talón en personas con y sin fascitis plantar.

Fascitis plantar

Síntomas

La queja más común es el dolor y la rigidez en la parte inferior del talón. El dolor allí puede ser sordo o agudo. La planta del pie también puede doler o arder.

El dolor generalmente es peor:

  • En la mañana cuando usted da los primeros pasos.
  • Después de pararse o sentarse por un rato.
  • Al subir escaleras.
  • Después de actividad intensa.
  • El dolor se puede desarrollar de manera lenta con el tiempo o repentinamente después de una actividad intensa.
Pruebas y exámenes:

El médico llevará a cabo un examen físico que puede mostrar:

  • Sensibilidad en la planta del pie.
  • Pies planos o arcos altos.
  • Hinchazón o enrojecimiento leve en el pie.
  • Rigidez o tensión en el arco de la parte inferior del pie.
  • Se pueden tomar radiografías para descartar otros problemas.
Tratamiento
  • Seguir el tratamiento farmacológico que indique el médico.
  • Descargar el triceps sural: En la mayoría de los casos, la fascitis plantar va asociada a un exceso de tensión en los gemelos y el soleo, por lo que es muy importante relajar la muscularura de la pantorrilla con masaje y estiramientos.
  • Ejercicios de estiramiento del talón y del pie.
  • Férulas nocturnas para usar mientras duerme con el fin de estirar el pie.
  • Descansar lo más que pueda durante al menos una semana.
  • Usar calzado con buen soporte y amortiguación. Es importante no usar calzado plano. Si es necesario, se puede usar una talonera y un poco de algodón debajo del arco del pie (si no tienes pie plano). Puedes saber más en mi artículo Consejos para pisar mejor
Otras medidas para aliviar el dolor abarcan:
  • Aplicar hielo al área del dolor. Haga esto al menos dos veces por día durante 10 a 15 minutos, con mayor frecuencia en los primeros dos días.
  • Ensayar con el uso de una talonera ortopédica, almohadillas de fieltro en el área del talón o plantillas para zapatos.
  • Usar férulas en la noche para estirar la fascia lesionada y permitirle que sane.
Si estos tratamientos no funcionan, el médico puede recomendar:
  • El uso de una férula de yeso en bota, la cual luce como una bota de esquí, por tres a seis semanas. Se la puede quitar para bañarse.
  • Plantillas para zapatos hechas a la medida (ortopédicas).
  • Inyecciones de esteroides o inyecciones en el talón.
  • Algunas veces, se necesita una cirugía del pie.
Pronóstico:

Los tratamientos no quirúrgicos casi siempre mejoran el dolor. El tratamiento puede durar desde varios meses hasta dos años antes de que los síntomas mejoren. La mayoría de los pacientes se siente mejor en 9 meses. Algunas personas necesitan la cirugía para aliviar el dolor.

Posibles complicaciones

El dolor puede continuar a pesar del tratamiento. Algunas personas pueden necesitar cirugía, la cual tiene sus propios riesgos. Hable con su médico acerca de estos riesgos.

Prevención

El hecho de verificar que el tobillo, el tendón de Aquiles y los músculos de la pantorrilla estén flexibles puede ayudar a prevenir la fascitis plantar.

EL ESPOLÓN CALCÁNEO

El espolón calcáneo es una protuberancia osea que se localiza en un hueso del talón llamado calcáneo. Se trata de una calcificación debida a una inflamación crónica en la fascia plantar a la altura del calcáneo. La fascia plantar es un conjunto de tendones y tejido fibroso que se inserta en el talón o calcáneo y que se une con la base de los dedos. Cuando existe sobrepeso, se apoya mal al andar o se realizan esfuerzos que sobrecargan estos tejidos se produce una inflamación, dicha inflamación cuando es crónica terminará calcificando y formando el espolón.

Solo quien ha sufrido un espolón en el talón sabría decirnos lo molesto y doloroso que es. Sus síntomas no suelen ser visibles casi nunca ya que no suele cursar inflamación visible, ni enrojecimiento de la zona. El principal síntoma es el dolor al apoyar el pie, unos pinchazos que nos impedirán andar con normalidad. Estos dolores son más comunes al iniciar a andar, es decir tras largo periodo de reposo.

Espolón

Remedios y tratamiento del espolón calcáneo

- Debido a que se trata de una patología muy dolorosa, se recomienda que usemos el dolor como guía, es decir, evitemos en lo posible los movimientos y ejercicios que sabemos nos causan más dolor. Reposo a fin de cuentas.
- En los casos muy dolorosos el médico podrá recetar antiinflamatorios, sobre todo en forma de pomada para aplicar en la zona.
- Llenamos una botella de agua y la congelamos, a última hora de la noche la sacamos del congelador y la hacemos rodar bajo el pie durante unos 20 minutos, esto reduce la inflamación y nos proporciona un masaje de la zona.
- El uso de taloneras, sobre todo de silicona reduce los dolores.
- El vendaje neuromuscular alivia los dolores. Este tipo de vendaje con las famosas vendas elásticas de colores que usan los deportistas debe ser colocado por un fisioterapeuta.
- La fisioterapia es muy buena pero debido a su alto coste y al gran número de sesiones necesarias para notar mejoría se usa como uno de los últimos recursos.
- Remedio casero pero muy doloroso es tratar de reducir la prominencia calcárea por fricción, es decir, usando para masajear la zona por ejemplo la parte redonda de la tijera donde metemos los dedos, al ser dura si hacemos muchas sesiones iremos mermando la calcificación.
- Los baños en agua caliente con sal también mejoran los síntomas.
- Las infiltraciones de corticoides calman mucho el dolor, el problema es que no es bueno abusar de ellas.
- Realizar ejercicios de calentamiento antes de andar, flexionar dedos y masajear la zona para calentar la fascia plantar es bueno para evitar dolores provocados por los espolones en los pies.
- La cirugía no se usa casi nunca y es el último remedio en casos muy complicados.
- Como prevención a su aparición es recomendable mantener un peso adecuado para no cargar la zona del talón, si se realizan ejercicios calentar bien antes y saber apoyar al andar.

ALGUNOS EJERCICIOS PARA EL ESPOLÓN CALCÁNEO Y LA FASCITIS PLANTAR

Ejercicios: Los ejercicios de estiramiento de la fascia plantar y del tendón de Aquiles y músculos de la pantorrilla son beneficiosos en la mayoría de los casos, y especialmente en gente con tendones de Aquiles tensos que parecen especialmente susceptibles a esta condición.

Algunos ejercicios recomendables son los siguientes:

Estiramiento posterior:
Estando sentado con las piernas estiradas, coloca una toalla o cinta en la planta del pie justo por debajo de los dedos y tira de ella en ciclos de 3-5 segundos para estirar la fascia plantar, los gemelos y los isquiotibiales.

Ejercicio con pelota:
Puedes colocar una pequeña pelota en la planta y hacerla rodar con el pie.

Ejercicio con toalla:
Con una toalla estirada en el suelo, coloca el pie en el borde e intenta estrujar la toalla ayudándote de los dedos.

Ejercicios Fascitis plantar

Fuente: Puntobienestar

Alexis Alonso. Osteópata

Compartir:

Artículos relacionados