• Autor: Jordi Girard
  • Categoría: Yoga

Cuidado de la zona pélvica y lumbar

Hoy hablaremos de los diferentes órganos situados en la zona pélvica y cuál es la visión de su cuidado desde el Ayurveda. Analizaremos en cada caso las causas que provocan las molestias más comunes y veremos qué propone el Ayurveda para solucionarlo.

La zona pélvica está dominada por la dosha Vata. Es necesario recordar que Vata es el sistema que gestiona el movimiento dentro del cuerpo, tanto físico como mental, y por lo tanto es la más sensible a los desequilibrios generados por el exceso de estrés, movimiento, agitación mental… Vata gestiona también la eliminación y el aporte de nutrientes a todos los rincones del cuerpo. Lee este post para más información sobre los sistemas que gestionan nuestro cuerpo según el Ayurveda.

Los órganos y tejidos de esta región muestran a menudo los primeros síntomas del desequilibrio de este sistema (Vata) y también sufren sus efectos a nivel crónico.

Por este motivo es importante saber observar algunas de las señales que nos da el cuerpo.

Según el Ayurveda hay diferentes estados de evolución de la enfermedad, y cuanto antes podamos corregir los desequilibrios que se manifiesten mejor y más fácil será recuperar un estado óptimo de salud.

Colon

El exceso de Vata se manifiesta en primer lugar en el colon, es el órgano más sensible a desequilibrios de esta dosha.

Los efectos más comunes son exceso de aire, es decir gases. También sequedad que, si es crónica, puede derivar en inflamación.

El restreñimiento es también un síntoma común de desequilibrio de Vata. Como cuidar el colon:

Hay que mantener una buena lubricación a través de una dieta suave, caliente, húmeda y consistente. Sabremos que tenemos una hidratación correcta mirando la textura de las heces. La ausencia de gases y de dolores abdominales son también una buena señal.

Si tenemos alguna sensibilidad hay que evitar sobreexcitar el colon con alimentos excitantes como café, azúcar, picantes...

Cualquier elemento que provoque un aumento de Vata provocará una carga sobre el colon en primera instancia.

Las limpiezas de colon, hidroterapias, no son recomendables desde el Ayurveda.

Riñones

Los riñones son los órganos responsables de eliminar los residuos de nuestro cuerpo y de filtrar la sangre. Esta función de movimiento es dirigida por Vata.

Cuando Vata está alterado el sistema de eliminación se activa, y el estrés o el movimiento constante lo mantienen activo durante más tiempo de lo habitual, incluso por la noche cuando deberíamos dormir profundamente… Esto va a provocar un sobreesfuerzo del riñón.

El miedo, la angustia o el frío prolongado afectan muy negativamente a los riñones ya que mantienen este sistema de eliminación en constante tensión.

Esto puede provocar desde ir al baño con demasiada frecuencia hasta dolores o piedras.

Para prevenir problemas mayores y ayudar al riñón es necesario compensar estos atributos de Vata. Es decir hay que lubricar, aportar orden y pausa al ritmo de vida, dar calor a través de la alimentación y calmar el movimiento de la mente.

Remedios a base de hierbas medicinales también son importantes. Como veremos en próximos posts las hierbas medicinales, así como todos los alimentos, poseen atributos y energías según el Ayurveda, y por lo tanto no deben prescribirse indiscriminadamente a todo el mundo por igual.

Útero / Ovarios

El ciclo menstrual es un indicador muy fiable del estado general de la mujer. Cualquier alteración, ya sea dolor, irregularidad o cambio en el estado de ánimo muestran un desequilibrio en el organismo.

En general, un desequilibrio de Vata se traducirá en irregularidades en el ciclo o ciclos cortos de la regla (inferiores a 26 días), problemas premenstruales y síntomas durante la menopausia.

El dolor, los cambios en el estado ánimo, la retención de líquidos o el aumento de la sensibilidad están normalmente relacionados con un desequilibrio de Vata.

Gestionar Vata es también la clave para hacer desaparecer estos síntomas molestos que no son más que un indicador de la salud general.

Como siempre, la regularidad en los hábitos y rutinas diarios es el aspecto más importante en la gestión de Vata, y por lo tanto es el primer punto a tener en cuenta para mejorar los síntomas asociados a la regla.

Para paliar los dolores de ovarios podemos usar el aceite de ricino para darnos masajes. La dieta es muy importante, especialmente en los días previos a la menstruación.

En cuanto a la menopausia, cualquier síntoma es también indicador de algún desequilibrio. La menopausia no es ninguna enfermedad, tan solo es un cambio en el funcionamiento hormonal del cuerpo de la mujer. Este cambio hormonal debería ser acompañado, idealmente, de un cambio en el ritmo de vida y en la actitud hacia una misma.

La zona lumbar de la columna vertebral

Es en la zona lumbar donde encontramos nuestras vísceras y órganos. Y según hemos visto hasta ahora, muchos de ellos son sensibles a los desequilibrios de Vata, es decir son sensibles al estrés, a la agitación, al miedo, o al exceso de movimiento mental y físico.

Cuando estos órganos sufren o trabajan en exceso, a menudo aparece una inflamación. Esta puede ser puntual, puede permanecer constante durante un período de tiempo más o menos largo, o puede cronificarse.

Una inflamación provoca una hinchazón en la zona afectada, en cualquier parte del cuerpo. Aquí en la zona lumbar tenemos varios órganos que pueden sufrir esta hinchazón. Esto provocará presión sobre las vértebras de la columna vertebral. Esta presión más o menos constante, y la tensión muscular que genera, puede crear problemas estructurales de la espalda como protrusiones y hernias discales.

Siguiendo esta lógica el Ayurveda propone soluciones para las hernias discales que pasan por estabilizar las doshas, reducir la inflamación de los órganos en contacto con la espalda y dar masajes para recuperar la posición original de la espalda a la vez que se rehidrata y regenera el disco interlumbar con aceites medicinales.

En resumen, la zona lumbar de la espalda es la que soporta nuestro peso, es la base de la espalda y de nuestra fuerza. Existe una relación directa entre nuestro equilibrio y fuerza mentales y físicos, y el estado de salud de nuestros órganos internos. Este estado de salud viene marcado principalmente por el correcto funcionamiento de la dosha Vata.

Jordi Girard. Director de Terrakia Viatges

Compartir:

Más artículos