• Autor: Mikel García Iturrioz
  • Categoría: Fitoterapia

Canela, una planta medicinal deliciosa

La canela posee una larga historia de uso remontándose al mundo antiguo, donde era más preciada que el oro. De hecho los egipcios no sólo la utilizaban como saborizante y aromático para bebidas, también se utilizaba para embalsamar.

La canela contiene aceites volátiles (1-4%) y flavonoides (8%), consistiendo los aceites volátiles esencialmente en cinamaldehído (60-80%). Los flavonoides son proantocianidinas y cinamtaninos.

La ciencia moderna está revelando el gran potencial de la canela sobre la salud humana, confirmándose los beneficios sobre la digestión, lípidos sanguíneos y glucemia de esta conocida especia.

Apoyo digestivo

Históricamente, la canela ha sido empleada para apoyar la digestión, y puede ser de particular valor para personas con problemas gastrointestinales como síndrome del colon irritable, candidiasis, disbiosis, calambres abdominales e indigestión. La British Herbal Pharmacopoeia (Farmacopea Herbaria Británica) indica su uso para la dispepsia flatulenta, cólico flatulento, y diarrea, específicamente cólico o dispepsia con distensión flatulenta y náusea.1

Asimismo, los aceites volátiles en la canela ofrecen una acción antiespasmódica y ayuda a eliminar patógenos. La canela se ha analizado por su capacidad para frenar el crecimiento de bacterias, así como de hongos. En pruebas de laboratorio, el crecimiento de levaduras que eran resistentes a la medicación antifúngica fluconazol, era a menudo (aunque no siempre) detenida por extractos de canela.2

Otros estudios encontraron que el cinamaldehído de la canela era efectivo exterminando 4 especies de cándida y una variedad de patógenos bacterianos,3 y no parece que afecte de manera significativa sobre los organismos probióticos del tracto intestinal.4

Asimismo, dos estudios en animales sugieren que un extracto de la corteza de canela tomado oralmente podría ayudar a prevenir las úlceras estomacales.5,6

Canela

Control de la glucemia

Entre sus beneficios, hay que destacar que la canela puede ayudar a las personas con diabetes de tipo 2 a mejorar su capacidad para responder a la insulina, es decir, normalizando sus niveles de azúcar. Tanto los estudios en tubos de ensayo como en animales han demostrado que los compuestos en la canela estimulan los receptores de la insulina e inhiben una enzima que los inactiva, de tal manera que aumenta notablemente la capacidad de las células para emplear azúcar.7

En otras palabras, la canela ayuda a que las células sean más sensibles a la acción de la insulina. Esto provoca que puedan utilizar mejor la glucosa sanguínea. Un estudio doble ciego de 60 individuos con diabetes de tipo 2 reveló un importante descenso en los niveles de glucosa sérica en ayunas (18-29%), triglicéridos (23-30%), LDL-colesterol (7-27%), y colesterol total (12-26%) tras ingerir 1, 3 ó 6 gramos de canela durante 40 días. No se dieron cambios significativos en el HDLcolesterol. El cese de la terapia resultó en un retorno a los niveles previos. No se informó de reducciones en el grupo placebo.8

Mujeres postmenopáusicas

En cambio, en una repetición de este estudio, en este caso sobre mujeres postmenopaúsicas con diabetes de tipo 2, no se obtuvo beneficio con la canela. En este estudio, las pacientes fueron suplementadas con canela (1,5 g/día) o placebo durante 6 semanas. Se obtuvieron muestras de sangre y se realizaron pruebas orales de tolerancia a la glucosa antes y después de 2 y 6 semanas de suplementación. Los resultados indicaban que no había efecto en la sensibilidad a la insulina, tolerancia a la glucosa, o perfil de lípidos sanguíneos.9

El fallo en mostrar efectividad en este segundo estudio puede haber estado relacionado con niveles insuficientes de compuestos activos. Antes se pensaba que el principio activo, responsable de los efectos análogos a la insulina de la canela, era un compuesto soluble en agua conocido como polímero de metilhidroxichalcona (MHCP); de todas formas, investigación adicional ha identificado los componentes activos como polímeros de polifenol hidrosolubles, que son polímeros de tipo A que consisten en combinaciones de epicatequina y catequinas.10

Extracto de canela soluble

En un reciente estudio doble ciego empleando un extracto de canela soluble en agua, se mostraron de nuevo resultados positivos. Un total de 79 pacientes diagnosticados de diabetes de tipo 2 que no estaban en terapia con insulina, pero sí tratados con fármacos hipoglucemiantes orales o dieta, fueron aleatoriamente asignados a tomar un extracto de canela o placebo tres veces al día durante 4 meses.

La cantidad de extracto acuoso de canela correspondía a 3 gramos de canela en polvo al día. El término medio absoluto y las diferencias de porcentajes entre los niveles de glucosa plasmática en ayunas antes de la intervención y después eran diferentes entre el grupo de la canela y el del placebo. Existía una reducción bastante mayor en el grupo de la canela (10,3%) que en el grupo placebo (3,4%).11

Propiedad antioxidante

La canela también puede ayudar a reducir o frenar la progresión de diferentes problemas de la diabetes (por ejemplo neuropatía y retinopatía diabética) por sus potentes propiedades antioxidantes.

La canela es tan potente como antioxidante que, cuando se comparó con otras seis especias antioxidantes (anís, jengibre, regaliz, menta, nuez moscada, vainilla) y dos conservantes químicos, la canela prevenía la oxidación de manera más eficiente que todas las otras especies (a excepción de la menta) y los antioxidantes químicos.12 También se encontró que la canela era más efectiva eliminando radicales superóxido e hidroxilo que la vitamina E.13

Plaquetas/antiinflamatorio

El cinamaldehído ha sido bien investigado por sus efectos sobre las plaquetas sanguíneas, que son constituyentes de la sangre que se agregan en situaciones de emergencia (una lesión física, por ejemplo) con el fin de detener el sangrado. En este sentido, en algunas personas la agregación inapropiada resulta en flujo sanguíneo inadecuado y aumenta el riesgo de varios sucesos trombóticos (por ejemplo ataque cardíaco, etc.).

El cinamaldehído en la canela ayuda a prevenir la agregación de las plaquetas sanguíneas mediante la inhibición de la liberación de ácido araquidónico a partir de las membranas de las plaquetas y, por ende, reduciendo la formación de una molécula mensajera inflamatoria denominada tromboxano A2.14,15

La canela puede ser también de ayuda en una variedad de condiciones inflamatorias.

Precauciones/Contraindicaciones/Interacciones

Como la canela tiene un efecto hipoglucémico, los diabéticos deben estar bajo supervisión médica y controlar estrechamente sus niveles de insulina y glucemia. El empleo de canela puede conducir a que dichas personas requieran menos cantidad de insulina y esto deberá ajustarlo únicamente un médico cualificado.

Asimismo, el uso concomitante de canela y fármacos anticoagulantes tan sólo se hará bajo supervisión médica. La administración combinada de cromo y canela ejercerá un efecto sinérgico sobre el control de la glucosa, ya que el cromo es necesario para la formación del factor de tolerancia a la glucosa (FTG). No debe de ser ingerido durante el embarazo o la lactancia.

Rango de ingesta típica
1 a 4 gramos de canela en polvo (corteza) al día.16

Mikel García Iturrioz. Director Técnico del herbolario online Misohi Nutrición.

Referencias:
1. BHP, 1983; Newall et al., 1996.
2. Quale JM et al. In vitro activity of Cinnamomum zeylanicum against azole resistant and sensitive Candida species and a pilot study of cinnamon for oral candidiasis. Am J Chin Med. 1996;24(2):103-9.
3. Ooi LS et al. Antimicrobial activities of Cinnamon Oil and cinnamaldehyde from the Chinese Medicinal Herb cassia Blume. Am J Chin Med 2006;34(3):511-22.
4. Lee HS, Ahn YJ. Growth inhibiting effects of Cinnamomum cassia bark derived materials on humans intestinal bacteria. J Agric Food Chem. 1998 Jan 19;46(1):8012.
5. Akira T, Tanaka S, Tabata M. Pharmacological studies on the antiulcerogenic activity of Chinese cinnamon. Planta Med. 1986;52:440 - 443.
6. Tanaka S, Yoon YH, Fukui H, et al. Antiulcerogenic compounds isolated from Chinese cinnamon. Planta Med.1989;55:245 - 248.
7. Qin B, et al. Cinnamon extract (traditional herb) potentiates in vivo insulin-regulated glucose utilization via enhancing insulin signaling in rats. Diabetes Res Clin Pract. 2003 Dec;62(3):139-48.
8. Khan A, et al. Cinnamon improves glucose and lipids of people with type 2 diabetes. Diabetes Care, 2003; 26(12):3215-18.
9. Vanschoonbeek K, Thomassen BJ, Senden JM, et al: Cinnamon supplementation does not improve glycemic control in postmenopausal type 2 diabetes patients. J Nutr. 2006;136:977-980.
10. Richard A Anderson. Insulin Imitators: Polyphenols Found in Cinnamon Mimic Job of Hormone. Agricultural Research magazine. April 2004.
11. Mang B, et al. Effects of a cinnamon extract on plasma glucose, HbA, and serum lipids in diabetes mellitus type 2. Eur J Clin Invest. 2006 May;36(5):340-4.
12. Murcia MA, et al. Antioxidant evaluation in dessert spices compared with common food additives. Influence of irradiation procedure. J Agric Food Chem. 2004 Apr 7;52(7):1872-81.
13. Murcia MA, Lin CC, Wu SJ, Chang CH, Ng LT. Antioxidant activity of Cinnamomum cassia. Phytother Res. 2003 Aug;17(7):726-30.
14. Takenaga M, et al. In vitro effect of cinnamic aldehyde, a main component of Cinnamomi Cortex, on human platelet aggregation and arachidonic acid metabolism. J Pharmacobiodyn. 1987 May;10(5):201-8.
15. Huang J, Wang S, Luo X, Xie Y, Shi X. Cinnamaldehyde reduction of platelet aggregation and thrombosis in rodents. Throm Res. 2006 Apr 17; [Epub ahead of print].
16. ESCOP Monographs Second Edition. European Scientific Cooperative on Phytotherapy. Thieme Publishing. 2003.
Compartir:

Artículos relacionados